Si la Ciudad de México es uno de los mejores destinos gastronómicos a nivel mundial es por la generosidad de la oferta y por la calidad de propuestas como la de Máximo Bistrot, del chef Eduardo García.

La carta de Máximo Bistrot

Ubicado en la colonia Roma, Máximo ostenta el puesto 39 de la lista 5o Best Latinamerica en 2018 con una propuesta de comida de calidad en un ambiente sencillo.

Máximo es un local sencillo pero muy cuidado a todos los niveles

La base de la carta es cocina mexicana e internacional, con fuerte influencia mediterránea en la que abundan las propuestas de pescado y marisco, pasta y carnes.

Cualquiera que haya visitado restaurantes de postín notará enseguida que este es diferente. Decoración sencilla, ambiente relajado e hilo musical en el que uno puede escuchar desde rock a pop, a la vez que algún grupo de huapango tocando en la calle. Esa es parte de la magia de Máximo, la sencillez. En la decoración, en el trato, en la carta y en el plato. No encontraremos espumas ni esferificaciones fantasiosas, nos servirán platos bien elaborados en los que se respeta la materia prima por encima de todo.

Ojo con los postres, es prudente dejar hueco para probarlos

Es recomendable reservar, ya que suele llenarse a diario (descansan el lunes) y, si bien es relativamente fácil conseguir mesa para una pareja de un día para el otro, los grupos de mayor número podrían requerir algo más de tiempo para conseguir una mesa.

La materia prima predomina en casi todos los platos

Una recomendación que vale la pena tener en cuenta es dejar algo de espacio para los postres. Muy en la línea del resto de la carta, la parte de los postres no es muy extensa, pero es la más fiel de la lista, ya que es la que suele sufrir menos cambios a lo largo de la temporada. Las propuestas van desde un lemon pie deconstruído a una tabla de queso Comte añejo acompañado de compota de higos y panal de miel.

El servicio: Acorde al local. Eficiente, formado y muy atento

El precio: Un servicio con entrantes, principal y postre suele rondar los 600 MXN (unos 30 EUR). Si tenemos en cuenta lo que podríamos comer en las grandes capitales gastronoómicas del mundo por esa cantidad, hablamos de un precio más que competitivo para la calidad ofertada.

El resumen es sencillo, si estás en la CDMX y tienes en mente una comida de trabajo o una cena especial, este es tu lugar.

 

Valoraciones

Sabor 95%
Variedad 90%
Precio 90%
Servicio 90%
Calidad / Precio 95%